Jaime Nebot: El federalismo no va a liquidar la pobreza

El exalcalde de Guayaquil y líder del Partido Social Cristiano (PSC), Jaime Nebot, amplió su propuesta de convertir a Ecuador a un modelo federal. En una entrevista con Ecuavisa, manifestó que las características de cada país permiten un federalismo propio, que en Ecuador debe tener aspectos como un fondo de solidaridad, financiamiento central para sus competencias y uno para las provincias. Sostuvo que en su iniciativa, para la cual no ha fijado un plazo específico, se mantendría el mismo modelo de organización territorial vigente (24 provincias), pero con una reestructuración de las rentas que le corresponden al Estado y a cada provincia.

“Lo importante es que esa distribución sea real. Hoy en día, las provincias y sus Gobiernos autónomos tienen nombres rimbombantes: Gobiernos autónomos descentralizados, y no son ni lo uno ni lo otro; son bufones y esclavos del Gobierno central”, expresó.

Nebot aclaró que no existe un cronograma y defendió su propuesta diciendo “que los grandes proyectos toman tiempo”, pero que es necesario empezar.

Pidió tener en cuenta que “el federalismo no va a liquidar la pobreza; paralelamente hay que tener una administración que vaya al crecimiento económico, y no ‘impuestera’, y que permita el bienestar”.

“Para qué la discusión de cómo repartir riqueza, si lo que se sigue generando es miseria y se va a repartir miseria”, subrayó.

Sobre cómo sería el manejo de recursos como el petróleo y la minería, así como el pago de la deuda externa, Nebot explicó que seguirían siendo de la nación, pero que las provincias donde se encuentran tienen que tener una participación activa.

“En el Oriente, en las provincias que producen petróleo, hay una ley, muy bonita; votamos por ella, la propusimos, pero no se cumple. Las provincias donde existen los yacimientos tienen que tener un tratamiento especial, por encima del resto. No es posible que en estas provincias o en Santa Elena existan necesidades insatisfechas porque no se reconozca que, si bien el bien es nacional, esa provincia tiene que tener una preferencia”, apuntó.

En cuanto a los recursos que manejaría cada provincia, manifestó que sería lo que le toque a cada una, según lo que se establezca en la ley, pero con la libertad de crear tributos propios o no crearlos.

Nebot explicó que actualmente los municipios tienen que pedir permisos al Gobierno para endeudarse, aun sin su garantía.

“Un Estado federal se puede definir muy sencillamente: es lo contrario al centralismo, que nos asfixia y que amerita una salida. Este Estado fallido produce Gobiernos fallidos. Mire usted al presidente Lasso: recibió un Estado en muy mala situación, pero lo preocupante es que el que se hace prisionero de esa situación solo apunta a agravarla”, indicó.

Reiteró que bajo este modelo se genera unión y se respetan la diversidad, la cultura, el manejo de rentas y otros procedimientos.

Rechazó los cuestionamientos que ha recibido el modelo y las menciones de separatismo, y también cuestionó que el plan de gobierno de Lasso tenga como prioridad el pago de deudas con organismos internacionales y no el bienestar de los ecuatorianos.

Agregó que considera que parte del modelo tradicional centralista ha contribuido a profundizar el problema con el movimiento indígena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.