El TSJC dicta otros dos fallos que obligan a impartir 25% clases en castellano.

Las sentencias anulan los proyectos lingüísticos de las escuelas públicas Bogatell de Barcelona y Josefina Ibáñez de Abrera.

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha dictado dos sentencias que anulan los proyectos lingüísticos de las escuelas públicas Bogatell de Barcelona y Josefina Ibánez de Abrera (Barcelona) porque no garantizan que al menos un 25% de la enseñanza se imparta en castellano.

Las dos sentencias, dictadas por la sección quinta de la Sala de lo Contencioso Administrativo del TSJC, también se pronuncian sobre el efecto de la LOMLOE (conocida como Ley Celaá) y concluye que no cambia la situación anterior porque, según la doctrina del Tribunal Constitucional y del Tribunal Supremo, el carácter de lengua vehicular del castellano en el modelo educativo catalán deriva directamente de la Constitución española.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.