Corte Constitucional protegió la libertad de expresión

La mayor libertad que tienen los seres humanos es la de la expresión. Es lo que nos constituye: los seres humanos somos seres de palabras. Sin lenguaje y sin su alfabeto, no se habría logrado el conocimiento, el avance de la tecnología, el arte, la cultura, la relaciones con los otros y lo otro. Y en muchos casos, desde la Ilustración, fueron los medios de comunicación -la prensa- los vehículos para que la sociedad conociera y tuviera una opinión sobre los acontecimientos que afectan la vida y que muchos preferirían ocultar.

Afortunadamente, la Corte Constitucional supo proteger esta libertad con su pronunciamiento que blinda la opinión, la censura previa, la responsabilidad ulterior y permite la participación accionaria de extranjeros, algo que muchas veces se presenta necesaria en estos tiempos de mercado global y las constantes renovaciones tecnológicas que imponen los tiempos actuales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.